Balanceo

Consiste en igualar el recibo y entrega de gas hacia o desde un gasoducto interestatal o un sistema de distribución de una compañía local de distribución. Este balanceo puede realizarse diaria, mensual o periódicamente y, por lo general se imponen tarifas o multas cuando hay desequilibrios excesivos. El objetivo de los requerimientos de balanceo es impedir que un transportador ocupe almacenamiento y carga de línea con un exceso de entrega de gas de transporte o que agote el almacenamiento y la carga de línea extrayendo más gas del sistema de lo que entrega, ambas cosas afectarían otras ventas y servicios de transporte.