Aguas abajo

Es el término que se aplica a las funciones o instalaciones más cercanas al usuario final. Generalmente, la refinación, la comercialización y el transporte se consideran procesos aguas abajo en la industria petrolera, mientras que la exploración y producción son procesos aguas arriba. Sin embargo, el término también aplica para cualquier función o instalación que esté por debajo de un punto de referencia: el menudeo está aguas abajo de la distribución.